Compost, ¿qué no deberías compostar?

Quenocompostar_MERAKI

El compostaje es la forma que tiene la naturaleza de reincorporar a la tierra en forma de abono los desechos orgánicos de origen biológico, por lo tanto, por más increíble que sea el compostaje, no todo material respeta lo que el abono puede digerir. 

Es como si le diéramos trigo a una persona celíaca; probablemente lo pueda comer, pero no le va a hacer bien. Para mantener un compost sano, necesitamos que esté equilibrado, y para eso, el intercambio de nutrientes debe ser lo más cercano a lo que el compost necesita.

Ya vimos todo lo que se puede compostar en función de distintas áreas de la casa. Ahora veamos, con la misma lógica, qué materiales NO son beneficiosos para nuestro abono.

 

Qué NO se puede compostar..

Este punto es tan importante como las cosas que sí se pueden compostar. Para los materiales que no podamos transformar en abono, debemos pensar cómo podemos evitar su desperdicio; rechazando, reutilizando o reciclando.

 

Cocina 

  1. Carne, pescado y huesos:  este es probablemente el mayor “no hacer abono” en lo que respecta a los alimentos. Estos productos elevan la temperatura del compost, lo que hace que tome olor feo y plagas.
  2. Lácteos y huevos:  a medida que los productos lácteos se descomponen y fermentan, también comenzarán a oler. En el caso de las cáscaras, si bien no será descompuesto por los microorganismos de la compostera, este material irá liberando aportes de calcio, importantes para la nutrición de la huerta. 
  3. Manteca, aceite de cocina, grasa animal y grasa: el  aceite y el agua simplemente no se mezclan. Dado que la humedad es un componente clave del proceso de compostaje, estos elementos no se descomponen. 
  4. Condimentos y alimentos a base de grasas: por la misma razón que el número 3.
  5. Productos horneados y cereales cocidos:   no se recomienda arroz ni productos de pan recién horneado, especialmente dulces con glaseado o alto contenido de azúcar.
  6. Cápsulas de café y bolsitas de té: algunas bolsitas están hechas de plástico que, en el mejor de los casos, no se romperán y, en el peor de los casos, contaminarán todo el compost.
  7. Pegatinas en frutas y verduras:  estos pedazos de plástico ni siquiera pueden descomponerse en las instalaciones de compostaje industrial, y mucho menos en las de nuestro hogar. Comprar alimentos directamente de agricultores puede eliminar este consumo de adhesivos innecesarios.
  8. Embalaje de cartón revestido : cualquier embalaje de alimentos con una capa de plástico o papel de aluminio no tendrá un buen proceso de descomposición. Esto significa, cartones de leche, cajas de jugo y bolsas de galletitas. Las tazas de café para llevar generalmente no son compostables (¡ni reciclables!)
  9. Empaques bioplásticos y celofán:  tenga cuidado con cualquier “empaque biodegradable” a menos que sepa con certeza que está certificado como compostable.

 

Jardín

  1. Ramas grandes o pedazos de madera:  tardan varios ciclos de compostaje en degradarse. 
  2. Ceniza de carbón:  mientras que las cenizas de madera son seguras para mezclar en la pila, las cenizas de carbón no lo son. Contienen niveles de azufre y hierro que son lo suficientemente altos como para dañar las plantas. 
  3. Plantas naturalmente tóxicas:  evitar las hojas de adelfa y cualquier cosa del nogal negro (incluidas las nueces), que contiene juglona, ​​un compuesto naturalmente tóxico para las plantas.
  4. Madera tratada:  cualquier madera destinada a ser utilizada como material de construcción generalmente se trata con un repelente de agua que contiene sustancias químicas tóxicas. Además, estos productos químicos los harán más resistentes a la humedad y, por lo tanto, a la biodegradación. Esto incluye aserrín de madera tratada. 
  5. Aserrín de cortar leña: está bien convertirlo en abono. Aserrín de un proyecto de construcción: no está bien hacer abono. 
  6. Fertilizante sintético:  pueden matar microorganismos (ralentizando la tasa de descomposición del compost), alterar el pH y los niveles de nutrientes, y eventualmente lixiviar al suelo.
  7. Recortes de césped tratados recientemente con pesticidas o herbicidas:  dado que generalmente el césped se trata en altas concentraciones, un césped recién tratado no debe acercarse a tu compost hasta que la concentración haya tenido tiempo de debilitarse y diluirse. Con un par de semanas está bien.
  8. Plantas enfermas o infestadas de insectos:  Las plantas que han muerto debido a una  enfermedad / infección por hongos  o  infestación de insectos  no son un buen material para abono. 
  9. Colillas de cigarrillos:  algunas están hechas de plástico, pero aparte de eso, los cigarrillos están llenos de productos químicos. El tabaco puro es compostable, pero desafortunadamente, eso no es todo lo que contienen los cigarrillos. 

 

Baño

  1. Jabones sintéticos: los  jabones no se pueden compostar. Es mejor derretirlos y hacer una nueva barra.
  2. Productos de higiene femenina usados: cualquier cosa con sangre puede contener patógenos difíciles de matar que pueden transferirse al abono. 
  3. Heces y pañales humanos: al  igual que la sangre, las heces humanas representan un riesgo importante para la salud y pueden contener enfermedades y parásitos. 

 

Armario/Placard

  1. Pelusa de la aspiradora:  las  pequeñas partículas de plástico o de fibra sintética aspiradas podrían contaminar el compost.
  2. Tejidos sintéticos de cualquier tipo:  contienen todo tipo de productos químicos y tintes nocivos. Incluso si tu remera es 99% algodón y solo 1% poliéster, no se puede compostar. La menor cantidad de estas fibras puede arruinar un lote de abono.
  3. Artículos de cuero : esto significa cinturones, billeteras, carteras, guantes, etc. Se pueden encontrar otras formas inteligentes de reutilizarlos; como donarlos a una tienda de segunda mano. 

 

 

Oficina

  1. Papel con gran cantidad de impresiones en color o tintas dibujadas:  la tinta de impresora de colores y los marcadores como los Sharpies pueden contener metales pesados ​​y otras toxinas. 
  2. Papel brillante:  cualquier papel que tenga un acabado plástico brillante es tóxico para la pila de abono.

 

 

Mascota o animales

  1. Caca y arena de perros y gatos:  los intestinos de los animales carnívoros / omnívoros pueden albergar una amplia gama de parásitos y patógenos resistentes. Sin embargo, el estiércol de otras mascotas o ganado es muy beneficioso. 
  2. Caca de animales enfermos:  Herbívoro o no, cualquier animal enfermo puede transmitir bacterias y virus dañinos a través de sus excrementos. 
  3. Animales muertos

 

Fuente:

Sustainable Jungle: ¨Qué no es compostable¨: https://www.sustainablejungle.com/zero-waste/whats-not-compostable/ 

También queremos agradecer al equipo de Proyecto Cultivarte (https://cultivarte.com.ar) por revisar la nota e inspirarnos a continuar compostando.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *