Ley de Educación Ambiental

Edu. Ambiental

✅ APROBADA ✅

El 14 de mayo de 2021 el Senado de la Nación Argentina aprobó por unanimidad la Ley de Educación Ambiental Integral en Argentina.

Esta ley se caracteriza por ser fuertemente inclusiva y transversal, es decir, que no reconoce barreras económicas, sociales o culturales.

Veamos por qué..

¿Por qué educación ambiental?

Es importante entender en primera instancia, que la educación es la formación que desarrolla la capacidad intelectual, moral y afectiva de cada uno de nosotros. Colabora con el desarrollo tanto personal como colectivo. Algo parecido a cuando hablamos de ambiente, donde no hay distinción social que valga o individualismo que aguante. 

Las problemáticas ambientales no son más que una dimensión de las problemáticas sociales, y resulta que hoy, vivimos la crisis ecológica más grande vista hasta ahora. 

Así como aprendemos a caminar, hablar, escribir e interactuar con personas, debemos aprender también a interactuar con los elementos que conforman el ambiente y respetar su desarrollo natural, siendo cómplices y aprendices.

La forma más fácil, práctica y efectiva de reincorporar masivamente el sentido de comunidad en nuestra sociedad, es comprendiendo la interconexión que existe con el ambiente a través de la educación, ya que aporta a la formación ciudadana y al ejercicio del derecho a un ambiente sano, digno y diverso.

 

¿Qué plantea esta ley?

Esta nueva ley promueve que estudiantes y formadores adopten un enfoque 360 de todos los elementos que conforman e interactúan en la naturaleza, y el impacto que esto tiene en nuestra vida y en el planeta. 

El proyecto incluye materias socioambientales en todos los niveles de educación: primarios, secundarios y superiores. Lo que implica que no solo las generaciones futuras van a poder crecer y sostener la salud ambiental en el tiempo, sino que también se educará a los docentes, formadores y actores claves en la nueva normalidad.

2021.. ahora sí

Esta ley refleja la lucha de más de 20 años, durante los cuales se presentaron distintos proyectos de Ley de Educación Ambiental pero ninguno logró el consenso necesario ni la prioridad política para convertirse en ley.

Cabe destacar que no sólo es histórica para Argentina, sino que los beneficios ecosistémicos los compartimos con otros varios países latinoamericanos.

Este es un verdadero cambio de paradigma. Por primera vez después de muchos años logramos que tanto las autoridades, como millones de ciudadanos repensemos y reconstruyamos nuestros vínculos sociales, culturales, políticos y económicos, dando lugar y permitiendo entrar en esta ecuación sistemática, al ambiente. 

Esta vez, hay que destacar la presencia activa de varias organizaciones que han marchado por la aprobación de esta ley, entre ellos, Eco House.

 

El rol de Eco House

Este es un gran ejemplo de que la participación ciudadana, funciona.

Desde hace varios años trabajan sobre el derecho a la educación ambiental, que aunque ya está garantizado en la reforma de la constitución argentina de 1994, nunca fue aplicado.

El último 26 de Enero, Día de la educación Ambiental, consiguieron más de 47.000 firmas en una campaña de incidencia política que hicieron a través de Change.org, para que los representantes garanticen una ley urgente.

Además, gracias a sus múltiples marchas frente al congreso de la Nación, se logró que nuestras autoridades puedan dimensionar el desarrollo socioambiental que necesitamos.

La aprobación de esta ley es fruto de la militancia de miles de jóvenes luchando por lo que nos pertenece, el derecho a cuidar nuestro hogar y a tener información para hacerlo.

 

Eco House dice..

¨Creemos que la educación ambiental tiene que ser regulada, que haya una autoridad de aplicación que la controle y que chequee que todo eso se lleve adelante. Que las organizaciones de la sociedad civil y las universidades y demás, participemos en los contenidos; que los contenidos sean transversales, es decir, que abarquen todas las materias y los temas. Además, la ley tiene que estar presente no solamente en las escuelas, sino también en las instituciones de educación formal, no formal, e informal¨ 

Bueno, una ley donde el ambiente y el factor humano estén dentro de la mesa de intereses políticos, requiere también, una construcción de consensos.

Nuestro camino ahora es garantizar que la ley se aplique, y que se haga de la mejor manera posible, asegurando la expansión de la educación ambiental al total del territorio, sin excepción.

La Educación Ambiental es la forma más directa de transmitir que no importan las diferencias de religión, cultura, política, género u otro, y que todxs precisamos del ambiente y los beneficios/servicios que brinda.

 

¿Querés leer la Ley completa? 

https://www.argentina.gob.ar/ambiente/accion/ley/de/educacion/ambiental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat